Los ahogamientos de niños en Piscinas se pueden evitar

Principios del Socorrismo: Prevención, Vigilancia y Socorro
04/17/2015
La Federación Española de Natación y el Socorrismo
05/17/2015
Los ahogamientos en piscinas de niños es algo que se puede evitar

Los ahogamientos en piscinas de niños es algo que se puede evitar

Los  casos de ahogamientos en piscinas son por desgracia un suceso desagradable que se produce año tras año y por desgracia en muchas piscinas.

Cada año fallece una media de 40 niños al año ahogados en piscinas. Una tragedia que podría evitarse ya que casi todos los ahogamientos se deben a pequeños descuidos.

Los ahogamientos en piscinas no solo se producen en Verano

Es importante recalcar que los ahogamientos en piscinas se producen no solo en verano sino también en invierno,  y fundamentalmente en recintos y piscinas particulares que no están vigiladas ni correctamente cubiertas o protegidas.

Durante el verano muchas piscinas están protegidas por socorristas o simplemente hay algún vecino en los alrededores, pero hay momento del día y especialmente  después del verano que las piscinas permaneces olvidados y no por ello son menos peligrosas.

Es muy importante cerrar correctamente las zonas de baño cuando no se usan

Muchas piscinas pasan el invierno sin taparse o al descubierto, o no se tapan o cierran de la manera correcta para que los niños no puedan acceder a la zona de agua de la piscina

Todos estos accidentes se suelen producir por descuidos en la vigilancia de los niños de menos de 5 minutos y normalmente mientras los padres, abuelos o cuidadores están realizando tareas domésticas en el domicilio. No son cuestiones de dejadez de los padres y debemos recalcarlo por si estás pensando que no es tu caso y que vigilas muy bien a tus hijos.

Debemos tomar precauciones con las zonas de juego cerca de las piscinas

Debemos tomar precauciones con las zonas de juego cerca de las piscinas

Muchos de estos accidentes se podrían evitar mediante un vallado y protección adecuada del recinto de la piscina.

Una piscina que no está bien protegida exige una atención especial de los padres ante cualquier descuido de los hijos.

Un ahogamiento se produce en cuestión de minutos y es por ello que es muy importante tener bien adecuadas las zonas de baño para que los menores no puedan acceder sin compañía de un adulto.

La clave es hacer buenos cerramientos y enseñar a nadar a los niños cuanto antes.

Por norma general se suele enseñar a nada a los niños en edades entre los 4-7 años. Os recomendamos enseñarlos a nadar cuanto antes y a acostumbrarlos al agua. Prácticamente a partir del primer año de vida de los niños se les puede ir enseñando a nadar, sería ideal empezar cuanto antes, no solo por seguridad sino porque los niños disfrutan mucho de la piscina por lo que es fundamental enseñarles cuanto antes.

Ante un accidente de parada respiratoria si no hay socorrista es fundamental llamar a emergencias cuanto antes y proceder con la reanimación cardio-pulmonar básica hasta que lleguen los equipos de emergencias.

Socorristas Almería, Granada, malaga

Socorristas en Almería, Granada, Málaga