Enseñar a nadar a niños en la piscina

¿Cómo ser un buen socorrista en Almería?
06/23/2016
OPINIÓN DE CLIENTE DE MODULAR HOME. Mi primera casa Prefabricada
08/07/2017

Consejos para enseñar a nadar a los niños en las piscinas en verano

Los niños al igual que los adultos cuando conocen el agua por primera vez tienen mucho miedo.

A la hora de enseñar a nadar a los niños es importarte ir poco a poco en las enseñanzas para que que el niño vaya ganando confianza en el medio acuático.

Hace poco María, una de nuestras clientas en una piscina comunitaría en la que trabajamos nos preguntaba cuando su hija podría empezar a aprender a nadar en una tarde de verano y nos hemos acordado para hacerle este post, esperando que este verano ya con su niña de dos años se anime a darle sus primeras clases de natación.

Su madre nos contaba que todavía estaba con el sacaleches y la fase de lactancia del bebe y si era un buen momento para enseñarla a nadar o era pruedencial esperar un tiempo a que fuera mayor.

Cuando se enseña a nadar a los niños, los primeros momentos y la paciencia son la diferencia entre conseguir que el niño pierda el miedo al agua o nó.

 Es verdad que para esto el mejor momento es la fase de bebe, pero no es el momento para enseñarlo a nadar.

El bebe no debe aprender a nadar si está en la fase del sacaleches ya que durante el periodo de amamantamiento y lactancia todavía no se ha desarrollado claramente los tubos respiratorios de los de alimentación.

El momento perfecto para enseñar a nadar a un niño sin peligro sucede normalmente al año, momento en que la fase de lactancia va disminuyendo y que el pecho progresivamente tiende a dar menos leche.

Como padres o tutores muchas veces nos preguntamos

¿Cual es la mejor edad para enseñar a nadar a los niños?

Pues te tengo que decir, cuanto antes mejor por tres razones fundamentales.bebe-almeriense

La primera y más importante razón para enseñar a nadar a los niños es por Seguridad.

Como socorristas en Marbella vemos Muchas viviendas tienen piscinas no vigiladas y no es difícil que jugando en los alrededores el niño pueda caer al agua ya que la piscina es una zona que les fascina o encanta…
En cuanto que los niños comienzan a andar ya podemos tener problemas de ese tipo por lo que es recomendable enseñarles a que estén familiarizados con el agua y mantengan la flotabilidad.
La segunda razón es que a más edad los miedos se refuerzan más.

Y la tercera, que nadar y jugar en el Agua en algo que encanta a todos los niños.
Cuando los niños son muy pequeños se consiguen efectos muy estimulantes en el desarrollo de su sistema motriz. Hemos tenido numerosos cursos de natación en las instalaciones en las que hacemos de socorristas en Marbella.

Ventajas de enseñar a los niños pequeños a nadar

Los niños pequeños tienen unos músculos muy pequeños, pero cuando descubren el agua y notan la ingravidez disfrutan muchísimo de la velocidad con la que hacen sus desplazamientos. Y por otro lado fortalecen la musculatura de forma natural por lo que es muy recomendable fomentar la natación en los niños.
Esto no lo dice un Socorrista de Almería, sino que viene avalado por los pedagogos.
Es también un hecho que se refuerza muchísimo la relación de confianza entre el Bebe que aprende a nadar y quien le enseña por lo que es una actividad que aunque en algún momento se recomiende algún curso de natación para que tengan buenas técnicas de nado en la perfección y en los primeros pasos y días de aprender a nadar su papel es fundamental.
Los cursos de natación para niños tienen la ventaja de que al aprender con otros niños en situación similar los miedos al agua se enfrentan de forma más directa.
Es importante que aunque el Monitor del Curso de Natación para niños esté bien preparado que la familia anime y motive al niño desde la orilla para que el niño se sienta seguro mientras recibe las clases de natación.buceo-nisnorkel
Si optamos por enseñar solos a nadar a los niños os damos una serie de consejos:

  1. Vigilar que la temperatura del agua esté más o menos templada y que se acostumbre a la temperatura poco a cómo. Si estamos en una piscina la ducha se vuelve muy útil para que se vaya acostumbrando a la sensación del agua y la temperatura, mientras que si estamos en la playa es conveniente entrar de forma progresiva en el agua y jugar en la orilla hasta que se entre en calor.
  2. Si es una piscina privada conviene repasar el nivel de cloro del agua. Si es alto es conveniente ponerle al niño unas gafas. Las gafas no ayudan en las primeras inmersiones porque el niño no está acostumbrado a llevarlas. Así que nos veremos obligados a elegir. Aunque lo lógico y normal es que una piscina tenga el cloro adecuado si está bien atendida por un Socorrista o alguien con conocimientos sobre el mantenimiento de piscinas…

¿Cuando es el mejor momento para enseñar a nadar a los niños y apuntarlos a un Curso de natación en Roquetas de Mar?

Cualquier edad es buena o un el mejor momento para enseñar a nadar a un niño indican los expertos, y desde los seis meses de vida se entiende que se puede ir enseñando al niño a estar en el agua siempre que las sesiones sean cortas y nos superiores a 25 minutos y la temperatura del agua sea la correcta para que el niño no pueda sentir ninguna incomodidad.

Os animamos profundamente a intentarlo cuanto antes mejor pues este tipo de prácticas dan y transmiten mucha seguridad a los niños, y por otro lado evitaremos mucho posibles accidentes por ahogamiento. Por desgracia los informes dicen que una quinta parte de los ahogamientos se da en piscinas privadas y de estos el gran porcentaje de ahogamientos se dan en niños menores de tres años.

No obstante algunos niños pequeños intentan evitarla a toda costa el agua debido al temor que les causa ver la piscina. Es fundamental trabajar de forma progresiva y sin que se sientan obligados a nada. Es un juego y una experiencia divertida .

Consejos para enseñar a nadar a los ninños:

  1. Proporcionarles seguridad: Para vencer el miedo, es necesario que el niño se sienta seguro en el entorno acuático.
  2. Adaptación progresiva: El contacto con el agua debe realizarse en pequeños pasos es mejor jugar con él un rato en la orilla o en el bordillo
  3. No forzarle a bañarse o castigarle y regañarle

A través del juego se puede conseguir que los niños pierdan el temor al agua se puede optar por jugar con algunos objetos en los escalones.

Socorristas en Málaga, Granada y Almería